jueves, marzo 09, 2006

¿Para cuándo el día de la igualdad total?

Una cosa es que se intente que dejen de existir discriminaciones y otra muy distinta es que se me hable de "discriminaciones positivas" y "discriminaciones negativas", siendo tan sólo las segundas las que hay que tratar de evitar.

Por discriminación positiva se entiende aquellas discriminaciones en que, en este caso, se favorece que haya mujeres en deprimento de hombres. Esto no es más que una parte más del "doblelenguaje" del que hablaba Orwell en 1984. La discriminación es mala, pero si la tildamos de "positiva", es buena. Somos capaces de pensar una cosa de forma lógica y la contraria al mismo tiempo sin darnos cuenta, estando convencidos de nuestros pensamientos... Esto me recuerda a la democracia avanzada.

Es verdad que hay menos mujeres que trabajan que hombres (y mientras haya una parte de la población musulmana recién llegada, que se olviden de que lleguemos al fifty-fifty), es cierto que hay menos mujeres en el Parlamento de España... pero también hay menos mujeres que se dedican a la política: ¿sería justo que hubiera más mujeres en el Parlamento o en los Aytos., dejando fuera a hombres que quizá se lo merezan más? Parece más una injusticia implícita que una justicia explícita.

Pero bueno, si estamos dispuestos a que en todo haya cincuenta por ciernto de hombres y cincuenta por ciento de mujeres, yo seré el primero en estar a favor. En mi trabajo, profesor de inglés de instituto, hay un 75% de mujeres y un 25% de hombres aproximadamente. A partir de ahora, que en las oposiciones se les dé a los hombres, no sólo la mitad de plazas (que sería lo "justo"), sino más de la mitad ("discriminación positiva") hasta que se llegue al 50%-50%. Mientras eso no se haga, yo estaré en contra de ESA forma de conseguir la igualdad, que es creando más injusticia que justicia.

Pero bueno, forma parte de la visión de lo políticamente correcto: las profesoras de inglés que son mayoría, es porque se lo han ganado. Aquellas mujeres que no consiguen estar en el Parlamento en igual número que los hombres, es por discriminación. Que se aclaren y luego hablen, oiga.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

muy buen pensamiento, en mi trabajo hay mas mujeres que hombres y si estamos por la igualdad lo estamos para todo no solo para lo que interesa a las mujeres... Ojala lleguemos a una igualdad real. Todo tipo de discriminacion es negativa pero quiero que reflexiones sobre una cosa... Cuando se hace un examen ¿no se esta discriminando a la gente en funcion de su nivel de inteligencia? si nos ponemos a la tremenda no se donde podriamos llegar... Un saludo (Mutten)

01:00  
Blogger Dinko Dunkan said...

En parte tienes razón, en parte no. Por un lado, en un examen NO se mide la inteligencia sino la capacidad: da igual que seas un poco tonto pues, si te esfuerzas, harás mejor el examen que el que es más inteligente pero no se esfuerza ;-)

For example, si eres muy inteligente pero no estudias casi nada, quizá seas capaz de hacer un buen examen. Pero el que no es tan inteligente pero estudia un montón, será más capaz que tú a la hora de hacer el examen.

Por otro lado, quizá tengas razón. La discriminación siempre se ha hecho y se seguirá haciendo. Cuando un empresario coge a un trabajador de entre cientos de solicitantes, discrimina -no en función del sexo o raza, espero- sino en función de quién es mejor para el puesto.

16:46  

Publicar un comentario

<< Home